If there is something one well known trait of clenbuterol, it is that the pill is loved by people after losing weight, among the rich and famous, while in sports the drug is highly recognized. There are many reasons that make athletics and immaculate bodybuilders to be fond of the drug. Clen has become a crucial ingredient in fitness exercises due to a great body development that is devoid of layers of fat. It is essentially recognized as the miracle in weight loss and many people are trying the drug out. diet for kids You can set and monitor goals as well as personalize your CalorieSmart calorie counter. It has the option to connect to your PC and download data to analyze reports extensively. There are a number of reasons why an overweight individual wants to lose weight. It could be to stay healthy, look better or be more energetic. Whatever the reasons, successful weight loss depends on good planning and sensible expectations. Calorie counting with a handheld calorie counter is no doubt a very effective method of weight loss and management. fat loss success stories Potent Antioxidants including: perricone weight loss diet After your Surgery home Now, if this sounds easy, let me personally guarantee you that it certainly is not. Many noted fitness professionals like Charles Staley and Alwyn Cosgrove refer to this type of workout as Escalating Density Training (EDT) and have used it with their diverse clientele with great success. Just like every trainer has a different name for every exercise, so do I have a different name for this type of training. I refer to it as Continuous Work because you are literally performing the same total body exercise continuously for 5-10 straight minutes. My many boot camp and corporate clients have a definite love-hate relationship with these workouts. Love because of the intensity and hate... well, because of the intensity! new over the counter diet pill weight loss Sobre la enseñanza y el aprendizaje del vocabulario (I) | Editorial La Calesa

Aprendo con La Calesa

Especialistas en materiales de refuerzo educativo

Sobre la enseñanza y el aprendizaje del vocabulario (I)

Introducción

En el prefacio de su muy útil libro Teaching Vocabulary in All Classrooms (editado por Pearson Prentice Hall en 2006), Camille Blachowicz y Peter J. Fisher comienzan con esta afirmación: “Vocabulary instruction is like the weather: Everyone talks about it, but no one is quite sure what to do about it”. Se refieren a los profesores que reconocen la importancia del vocabulario, pero no están seguros de lo que deben hacer  en sus clases para promoverlo.

En los últimos veinte años se ha producido un importante avance en el conocimiento de este elemento sustancial de la competencia en comunicación lingüística. Son abundantes los datos empíricos disponibles que pueden ayudar a la escuela a mejorar sus prácticas. Aunque siempre nos ocurre lo mismo: a la escuela llega esta información demasiado tarde.

Este post y otros que lo seguirán intentan ofrecer parte de la  información científica actualizada disponible, especialmente la que, en nuestra opinión, puede ser más útil a las prácticas del aula.

 

Sobre la enseñanza y el aprendizaje del vocabulario

Importancia del vocabulario

“Somos lo que son las palabras que conocemos y usamos”  (Stahl, 2005).

El vocabulario desempeña un papel crítico  en la vida de las personas y en sus posibilidades futuras. Un amplio y rico vocabulario es el sello distintivo de una persona formada. Además, un rico repertorio de vocabulario está fuertemente relacionado, en particular, con la comprensión lectora; y, en general, con el rendimiento escolar.

La importancia del vocabulario está avalada por una gran cantidad de datos empíricos (M.F. Graves, 2009):

  • El conocimiento del vocabulario en preescolar y primer curso es un claro predictor  de la comprensión lectora tanto en primaria como en secundaria.
  • La dificultad del vocabulario influye en la legibilidad de los textos.
  • El vocabulario que usamos influye poderosamente en lo que los demás piensan sobre nuestra competencia.
  • La enseñanza del vocabulario mejora la comprensión lectora.
  • Un vocabulario limitado puede explicar el fracaso escolar de muchos alumnos.

 

Ideas previas necesarias  para abordar la enseñanza y el aprendizaje del vocabulario

Hay profundas diferencias en el conocimiento del vocabulario entre los aprendices de diferentes grupos de habilidad o procedencia socioeconómica desde los primeros meses de vida hasta la educación secundaria (Beck, McKeown y Kucan, 2009):

  • Los alumnos de 1º de primaria de nivel socioeconómico alto conocían el doble de vocablos que los de nivel bajo.
  • Los alumnos de final de la enseñanza secundaria con alto rendimiento conocían cuatro veces más palabras que sus compañeros de bajo rendimiento.
  • Los alumnos de 3º primaria con alto rendimiento tenían el mismo nivel de vocabulario que los de rendimiento más bajo al final de la enseñanza secundaria.

Lo más escalofriante: es muy difícil mejorar esas diferencias. ¿Pone el currículo escolar el énfasis debido en la adquisición del vocabulario? Una gran prioridad del sistema educativo debe ser proporcionar una enseñanza efectiva del vocabulario.

El vocabulario es decisivo para el aprendizaje de las cuatro  habilidades lingüísticas básicas (hablar, escuchar, leer y escribir).

Una idea central en la enseñanza del vocabulario es que tenemos que partir de que cada alumno tiene cuatro vocabularios:

-          el formado por las palabras que puede comprender cuando las escucha,

-          el correspondiente a las palabras que puede leer,

-          el de las palabras que puede usar en su expresión oral,

-          el de los vocablos que usa en su expresión escrita.

El  vocabulario del lenguaje escrito es mucho más amplio y variado que el del lenguaje oral. La densidad léxica del texto escrito es mayor que la del texto oral. Por eso, la lectura es una mejor fuente para aprender el vocabulario que la comunicación oral.

El vocabulario es un aprendizaje que nunca finaliza. La ampliación y perfeccionamiento del vocabulario es algo que dura toda nuestra vida.

El vocabulario adopta dos formas: el vocabulario receptivo (el que podemos reconocer  y comprender) y el vocabulario productivo (el que utilizamos cuando escribimos o hablamos). El vocabulario receptivo es más extenso que el vocabulario productivo. Esta realidad es especialmente importante en la etapa inicial del aprendizaje lector: si los vocablos que se intenta que lean los alumnos pertenecen ya a su vocabulario oral, todo fluirá. En caso contrario, habrá dificultades de decodificación. Las palabras más raras están en el lenguaje escrito. Y si el soporte de la comprensión lectora es el lenguaje oral, habrá que prestar atención preferente a la selección de textos.

 

Un par de hechos científicos relacionados con el vocabulario que conviene conocer 

Año 2000. Se publica uno de los trabajos más influyentes sobre la enseñanza y aprendizaje de la lectura: Report of the National Reading Panel : Teaching Children to Read (National Institute of Child Health and Human Development, NICHD, 2000) que  ha tenido un gran impacto en la legislación y en la política educativas. Surgió de un mandato del Congreso de los Estados Unidos con el propósito de evaluar la investigación científica realizada sobre la lectura (enfoques y métodos) y sus implicaciones en la enseñanza/aprendizaje de la misma.  Las conclusiones del Panel: cinco componentes son esenciales para la enseñanza de la lectura: conciencia fonémica, correspondencia fonema-grafema, vocabulario, fluidez y comprensión. Otorga, pues, al vocabulario un papel central que tendrá importantes consecuencias para el papel que ha de ocupar en el currículo.

Año 2003. En el caso de EE.UU., el Departamento de Educación,  consciente de la necesidad de profundizar en el aprendizaje y la enseñanza del vocabulario, patrocinó  una conferencia (Focus on Vocabulary) que tuvo lugar en Dallas (Texas) a primeros de octubre de 2003. Las aportaciones de los expertos asistentes dieron lugar a la publicación de un libro imprescindible en  el campo de la enseñanza y aprendizaje del vocabulario: Teaching and Learning Vocabulary. Bringing Research to Practice, editado por Elfrieda H. Hiebert y Michael L. Kamil en Lawrence Erlbaum Associates en el año 2005.

En próximos posts intentaremos responder a las siguientes preguntas sobre la enseñanza y el aprendizaje del vocabulario:

¿Cómo se aprende el vocabulario?       

¿Hay que enseñar sistemáticamente el vocabulario o se puede aprender espontáneamente?

¿Qué y cuántos vocablos hay que aprender en las distintas etapas educativas?

¿Qué estrategias apoyadas en la investigación empírica han de utilizarse?

BIBLIOGRAFÍA

Beck, I.L., McKeown, M.G., y L. Kucan. (2002). Bringing Words to Life. Robust Vocabulary Instruction. The Guilford Press.

Blachowicz , C. and Fisher, P.J. (2006). Teaching Vocabulary in All Classrooms. Pearson Prentice Hall.

Hiebert, E.H. y Kamil, M.L., eds. (2005). Teaching and Learning Vocabulary. Bringing Research to Practice. Lawrence Erlbaum Associates.

Graves, M.F. (2009). Teaching Individual Words. Teachers College Press and International Reading Association.

National Institute of Child Health and Human Development (2000). Report of the National Reading Panel: Teaching children to read: An evidence-based assessment of the scientific research literature on reading and its implications for reading instruction. Washington.

Stahl, S.A. (2005).Four Problems with Teaching Word Meanings. En Hiebert y Kamil, op. cit.

Jesús Pérez González

Esta entrada ha sido publicada en Ideas, Ideas y etiquetada , , , , . Permalink.| Fecha por Jesús Pérez González

2 Respuestas a Sobre la enseñanza y el aprendizaje del vocabulario (I)

  1. Pablo Casado Mora says:

    Cuando un maestro está trabajando en labores de investigación e indagación de información útil para transmitir a otros compañeros o compañeras y se encuentra con los artículos de D. Jesús Pérez González, la sensación es muy reconfortante, pues lo primero que piensa: “ya he encontrado algo muy válido”. Gracias Jesús por ser como eres. Pablo.

  2. Nieves says:

    Gracias por eseñarnos todo lo que sabe. Hay maestras ansiosas de aprender cosas nuevas y ponerlas en práctica con su alumnado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

También puedes seguirnos en:
Twitter Facebook Flickr Youtube
Suscríbrete a nuestro RSS

EDITORIAL LA CALESA, PTB, Juan de Herrera, 26 - 47151 BOECILLO - Valladolid - España * TELÉFONO: +34 983 548 102 - FAX: +34 983 548 024 - e-mail: editorial@lacalesa.es


© 2012 Editorial La Calesa www.lacalesa.es